jueves, 18 de diciembre de 2008

Derrumbe de ANSINA?




El sábado 22 de noviembre de 2008 fue una pesadilla para quienes tenemos como referencia al Barrio Reus al Sur, nos aprontábamos para ver el desfile de la Cuerda de Tambores "La 14" en el marco de la Movida Joven.


A las 16:30 horas comienza el recorrido nos avecinamos desde Isla de Flores y Yaguaron hacia Santiago de Chile, como siempre el Barrio se vistió de Gala. A pesar de que el sol pega muy fuerte en esta época del año la gente se arrima "alla Abajo". La cuerda empezó, con la fuerza de todas las cuerdas de Palermo desde Isla de Flores y Santiago de Chile Rumbo hacia Ansina.


Mientras repartiamos los folletos y los condones entre bailarinas y banderas, se dibujaba un espectáculo macabro luego del repecho de Salto.


Los tambores rujian, la ancestralidad se hacia presente en una obra que no se dió a conocer sin previo aviso.


-Quizas si? Desde 1978 - 1979 cuando el Gobierno Civico Militar desplazó a los habitantes afro descendientes y no afros del Conventillo Medio Mundo (Cuareim 1080) y Barrio Reus al Sur (Conventillo de la Calle Ansina). Este 3 de diciembre se recordaron 30 años de que el terrorismo de Estado hizo un ataque específico y certero hacia la población afro descendiente.-


Las máquinas escabadoras estaban arrazando con el resto, ,de patrimonio material del Barrio Reus al Sur.


Desdes hace 2 años nos preguntamos la Antropologa Ariela Epstein y el Lic. Javier Díaz:


"Palermo Negro Tiene la Memoria en Blanco".


Esta respues nos la ha dado que, a pesar de la desaparición fisica de los ladrillos, hierros, ventanas, puertas, etc. Las voces siguen vivas. En un Uruguay Natural donde nos jactamos de ser distintos a los vecinos del MERCOSUR por tener Candombe y no reconocemos a los afro argentinos y sus aportes. Donde recibimos como anfitriones culturales a miles de cruceros con los Tambores, nos hacemos trampas al solitario.


Este aporte no es en contra de quienes manejan las máquinas. ni de quienes construyen sus sueños en este sitio, sino es un llamado de atención a la ausencia de Memoria que trasciende el periodo de la dictadura.


Cábría cuestionar, si la memoria , es sólo para determinados sectores de la población , donde se excluye a las minorías étnicas , pues los aportes, que ellos llaman intangibles, se vuelven tangibles, en el mopmento de presentarse frente al turista , el día de las llamadas.

La mayoria de los que desfilaban y los simples espectadores no lo podian creer, quedaron inmobiles, sin palabras, los más adultos dibujaban una lagrímas en sus mejillas


La lucha continua en contra del silencio y la hipocresía. Siempre con respeto, actitud solidaria


1 comentario:

Nelson Russi dijo...

En el año 1981,el Círculo de Bellas Artes, ubicado en la calle Tabaré, contiguo a los fondos del Museo Zorrila,era dirigido por el prestigioso artísta plástico Héctor Sgarbi.( Agregado Cultural de la Embajada del Uruguay en Francia durante la Segunda Guerra Mundial, expresó en unos de sus cuadros el horror de la guerra ).
Por iniciativa de nuestro querido profesor Héctor Sgarbi, en
conocimiento de el inicio de la destrucción del Barrio Reus al Sur y en particular del Conventillo de la calle Ansina,nos aleccionó a ir todo el grupo del taller de pintura y cada alumno in situ pusimos nuestros caballetes con los bastidores en la calle Ansina y nos pidió que cada uno registrara en la tela lo que tenía ante su vista,fué en Agosto de 1981.
En mi caso,en el mes de setiembre de ese año tuve el gran dolor de dar sepultura a mi hija Caterina de 1 año.
Es así que cuando observé lo que ya estaba semidestruído, esas paredes rasgadas en las que asomaban los ladrillos como sangre
derramada y los huecos oscuros de sus ventanas, me identifiqué y se aunó mi dolor al dolor de los que tuvieron que retirarse, pediendo como yo una parte de sus vidas.
No dudé un instante y plasmé en la tela esa dura y cruel realidad.
Conservo como un tesoro 2 cuadros, uno lleno de color , luz y vida que cuando lo estaba terminando en el Taller me avisaron que llegaba al mundo Caterina( 1980) y otro , el de la calle Ansina, que expresaba en sus paredes despintadas y semiderruidas, su partida de este mundo (1981).
No por eso pierdo las esperanzas de un mundo mejor,de paz y de amor en que todos los seres humanos , al decir de Gandi, somos hermanos, y agrego en la alegría y en el dolor.